Negocios

Pico y cedula y toque de queda en semana santa | Cali, Popayán e Ipiales – Cali – Colombia


La virtualidad estará en la Semana Santa en el Valle del Cauca, pero también habrá espacios con cupo limitado, de manera presencial en las iglesias para compartir, sin perder las distancias ni la fe.

La virtualidad estará en la Semana Santa en el Valle del Cauca, pero también habrá espacios con cupo limitado, de manera presencial en las iglesias para compartir, sin perder las distancias ni la fe.

En el Santuario del Señor de los Milagros de Buga, uno de los íconos religiosos, este año se resucita la Semana.

Es el epicentro del turismo religioso en Colombia y tercero en América. Con esta certeza, en la Secretaría de Turismo del Valle señalan que la Semana Santa 2021 debe ser un ejemplo, porque todo depende de la responsabilidad de la ciudadanía en la aplicación de los protocolos de bioseguridad por la pandemia, con los aforos permitidos para los peregrinos.

(Le puede interesar: El infierno que viven Corinto y el norte de Cauca, tras el carro bomba)

A la Basílica antes de la pandemia llegaba un millón de visitantes al año. Este año hay transmisiones www.milagrosodebuga.com/.

Para ingresar se hace necesario agendar esas entradas, porque de esa manera se controla la asistencia y los aforos para evitar las aglomeraciones.

En la Basílica, las homilías como las de este Domingo de Ramos se harán presenciales, en su mayoría, pero con aforo controlado. Sin embargo, como lo declaró la Alcaldía de Buga, no hay procesiones ni lavatorio de pies, pero sí los cultos, además de toque de queda, de 12 p. m. a 5 a. m., este fin de semana y del Miércoles Santo al 5 de abril, en el mismo horario.

(Lea también:  ¿Quiénes están tras el carro bomba que dejó 43 lesionados en Corinto?)

El Jueves Santo, las homilías se iniciarán a las 6 a. m. Corresponderán a las eucaristías por los enfermos. La segunda será a las 7:30 a. m. y luego, a las 9 a. m. y cada hora siguiente. Habrá a la 1 y después, a las 3 p. m. A esta hora, el padre Héctor Bonilla presidirá la Cena del Señor. A las 4:30 p. m. será la Hora Santa y a las 6:30 p. m., la Hora Santa será virtual. 

Igleslas como el Santuario de Fátima, en el norte de Cali, tienen protocolos listos.

Igleslas como el Santuario de Fátima, en el norte de Cali, tienen protocolos listos.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

Todas las eucaristías en esta Semana Santa arrancarán a las 6 a. m. en la Basílica.

Esta Semana Santa es significativa para la Iglesia Católica en el Valle del Cauca, teniendo en cuenta que el año pasado, las parroquias tuvieron sus puertas cerradas por el inicio de la pandemia por coronavirus, aunque hubo transmisiones por el canal regional Telepacífico para que el fervor permaneciera en sintonía.

Así mismo, la gobernadora Clara Luz Roldán ordenó que la ciudadanía se abstenga de acudir a eventos sociales públicos y privados, además de un plan piloto durante 15 días por el cual se hará seguimiento a controles de aforo en lugares de cultos de diferentes credos. Se permiten hasta 50 personas en un lugar, pero conservando los dos metros de distancia y el uso del tapabocas.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina afirma que no se permitirá el ascenso de peregrinos a los cerros tutelares ni estar cerca de los ríos. 

(Lea también: Pistoleros asesinan a cuatro personas en el norte del Valle del Cauca)

En 2021, como lo afirma el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, la Semana Santa actual es una puerta abierta a la comunidad, sin cerrar la de del año pasado. Ayer, Cali entró el toque de queda de 10 p. m. a 5 a. m. del día siguiente. Desde el sábado se aplica el pico y cédula de pares (2, 4, 6, 8 y 0) e impares (1, 3, 5, 7 y 9). Este Domingo es para impares.

El arzobispo de Cali dice: “La pasión, la muerte en la cruz, la sepultura, la resurrección, la ascensión gloriosa de Jesús al Padre y, al mismo tiempo, su permanencia dentro y en medio de nosotros, son el milagro del amor de Dios, el gran acontecimiento de nuestra salvación”.

El prelado agrega que la Iglesia se ha ido ajustando a la pandemia, sin dejar de estar presente. Así, en Cali se vivirá la Semana Santa, pero sin procesiones, como lo informó el Arzobispo de la ciudad, con todos los protocolos, acordarlos con el alcalde Ospina.
Hay agenda de actividades, pero depende de la ciudadanía que no hayan tropiezos en la prevención. Según el Arzobispo, se acordó con párrocos ser muy exigentes en cumplir medidas.

Una vez se tenga el aforo definido, según el porcentaje aprobado para cada lugar, el templo debe cerrar el ingreso de fieles.

Como sugerencia, algunos párrocos han previsto inscripción previa con cupo limitado para las distintas celebraciones.
Las parroquias deben transmitir sus actividades por redes.

“La Arquidiócesis, desde la Catedral San Pedro Apóstol, transmitirá las celebraciones principales del Triduo”, señala Monseñor.

“Sobre el Viacrucis no habrá la posibilidad de realizarlo en parque abierto”, dice. En las parroquias de los barrios San Pedro, Valle del Lili, El Caney y Floralia, como zonas de mayor contagio del virus, deberán ser exigentes con los protocolos.

Con ‘penitencia’ en Popayán y para Las Lajas

En Popayán y en Ipiales, dos de los municipios más tradicionales en la celebración de la Semana Santa, se ajustaron a rigores de pandemia.

Aunque en la capital caucana no habrá procesiones y muchas de las eucaristías serán virtuales, el obispo emérito de Popayán, monseñor Iván Antonio Marín, dice que hoy Domingo de Ramos hay tres celebraciones presenciales, pero con cupo limitado: en la mañana, al mediodía y en la tarde. En cada jornada se realiza la Santa Misa y así, toda la Semana.

La presidenta de la Cámara de Comercio del Cauca, Ana Fernanda Muñoz, comenta que la Semana Santa solía ser la época de más turistas en la ‘Ciudad blanca’. “Desde mi perspectiva es un sector que puede conciliar, o sea puede tener un turismo en Silvia, así como un turismo en Guapi”, dice la directiva.

En Ipiales (Nariño) tampoco habrá las solemnes eucaristías y ni las tradicionales romerías al Santuario de Nuestra Señora de Las Lajas. Construido sobre el cañón del río Guáitara esta vez no tendrá las acostumbradas aglomeraciones de fieles y de turistas.

Hasta antes de la pandemia, cada año llegaban unos 750.000 visitantes y en Semana Mayor, 150.000.

Para el capellán del templo, padre Luis Carlos Gavilanez, la celebración se cumplirá, bajo dos grandes factores: la ocurrencia de la pandemia y la ola invernal que ha originado algunos deslizamientos de tierra en el trayecto de 4 kilómetros que conduce a la ciudad fronteriza de Ipiales.

Se ha dispuesto que las eucaristías no se cumplirán dentro del templo conocido como el “Milagro de Dios sobre el abismo”, sino en el polideportivo de Las Lajas. Se determinó que el acceso será limitado para 50 personas y en un tiempo muy breve.

CALI, PASTO Y POPAYÁN

Related posts

26 personas fueron lesionadas por un enjambre de abejas en Cali – Cali – Colombia

admin

Marcha del silencio en Cali para que cese la violencia en el paro – Cali – Colombia

admin

EL TIEMPO Casa Editorial organizó para mostrar como el Valle se recupera – Cali – Colombia

admin

Deja un comentario