Nacional

Nueve capturados por deforestación en la Sabana de Bogotá

Lunes, 12 de Abril de 2021

Los capturados eran los responsables de comprar y talar bosques, transportar, transformar y comercializar la madera

En el marco de la Operación Artemisa, liderada por el Gobierno Nacional, la Policía Nacional a través de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural en su compromiso con la protección de los recursos naturales, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación adelantó un importante operativo que permitió la desarticulación de un Grupo de Delincuencia Común Organizado dedicado al aprovechamiento ilícito de recursos naturales en la Sabana de Bogotá.

Las investigaciones se realizaron durante dos años y permitieron la materialización de tres órdenes de allanamiento y registro, en el sector Alto del Águila del municipio de Zipaquirá (Cundinamarca), donde se logró capturar a nueve personas, dos por orden judiciales importante mencionar que entre los capturados se encuentra un sujeto conocido como “Tribilín”, quien en el año 2019 había sido capturado junto a 19 personas más, por delitos contra el medio ambiente, sin embargo, fue dejado en libertad en esa oportunidad.

Por otro lado, los capturados en flagrancia se encontraban transformando la madera en aserraderos de la jurisdicción del municipio de Zipaquirá, sin contar con los permisos legales para ejercer esta actividad, así mismo, se pudo establecer que entre los capturados hay dos ciudadanos de nacionalidad extranjera y siete colombianos. Dentro de esta misma investigación le serán imputados los delitos de Ilícito aprovechamiento de recursos naturales, Concierto para delinquir y Falsedad en documento público a ocho personas más que fueron vinculadas al proceso, para un total de 16 personas relacionadas con este grupo delincuencial.

Se estima que esta organización criminal taló cerca de 1.000 hectáreas en cuatro años, mediante la “compra de bosques” a dueños de predios, iniciando la tala y extracción de madera como Acacia, Roble, Guadua, Pino Pátula y Eucalipto, la cual transportaban por vías nacionales valiéndose de permisos falsos y así llevar la madera a varios aserraderos clandestinos, para su transformación y posterior comercialización, evadiendo los controles de las autoridades competentes. Las rentas ilícitas de este grupo delincuencial se calculan en 2.000 millones de pesos aproximadamente.

Esta actividad ilegal habría afectado los bosques nativos de la reserva del Neusa que abastece los acueductos de los municipios de Cogua y Zipaquirá, del cual se benefician millones de familias del centro y oriente del país, así mismo, el Parque Ecológico Pionono ubicado en el municipio de Sopó, importante activo ambiental que coadyuva a mejorar la calidad del aire de esta región.

Los capturados fueron presentados ante las autoridades competentes por los delitos de Ilícito aprovechamiento de los recursos naturales, Concierto para delinquir y Falsedad en documento público.

En lo corrido de este año la Dirección de Carabineros en su compromiso con la protección del capital natural del país, ha logrado la captura de 201 personas, por el delito de Ilícito aprovechamiento de recursos naturales.

Con el desarrollo de esta operación la Dirección de Carabineros ataca el fenómeno de la deforestación y protege el capital natural del país para la consolidación de la seguridad rural de la nación.

 

Related posts

En Bosconia, capturados tres hombres con un arma de fuego ilegal

admin

Contundentes resultados en el marco del plan navidad en el Cesar

admin

Celebración del aniversario 130 de la Policía Nacional

admin

Deja un comentario