Cali

Monitoras deportivas que alternan su oficio con el rol de mamás

Foto Alcaldía de Cali

No son pocas las veces que, como mamá, Claudia Patricia Marín López ha llorado al ver a sus hijas caer. Como entrenadora de patinaje procura contenerse, pero puede más el afecto y el sentimiento maternal.

Cuando ellas están en competencias y sufren alguna caída o lesión, sus lágrimas ruedan y debe esperar a que el entrenador las asista, que el personal médico las evalué. Debe contener el anhelo de correr hasta ellas y abrazarlas.

Claudia Patricia se inició en el patinaje a los 14 años en su natal Tuluá y lo practicó hasta los 18.  A los 23 años llegó a Cali y un año después nació su hija Jennifer Castaño Marín. Hace 20 años, cuando la niña tenía 2 años, esta mamá se vinculó a la Secretaría del Deporte y ahora es formadora de patinaje en el programa Semilleros Deportivos.

Luego nació su hija Isabella, ahora de 16 años. A ambas les tocó alternar entre el jardín infantil y la cancha donde su mamá da clases de patinaje. “La menor la traía de bebé, de brazos, gateaba y aprendió a caminar en la cancha”, recuerda.

Las hijas se aficionaron a ese deporte impulsadas por esa convivencia y esa rutina, la pasión y entrega de su mamá a la hora de enseñar a niños y niñas del barrio El Dorado, donde ejerce como formadora de patinaje.

Mientras su mamá practicó patinaje de pista, ellas se inclinaron por el artístico. Claudia cuenta que su hija mayor hizo parte de la Selección Valle y Selección Colombia, y ahora está enfocada en su carrera de Arquitectura. Isabella hace parte de la preselección Valle. Una lesión la tiene fuera de competencias hace cuatro meses, y aún sufre por una lesión en una pierna.

Las tres coinciden en la emoción por el vértigo, la velocidad, la plasticidad en las figuras y la sensación de libertad que genera este deporte. Las hijas agradecen a su mamá porque a su lado aprendieron esta disciplina a la que le deben tantas satisfacciones.

Y los 30 menores del barrio El Dorado, que son como hijos, también le agradecen. A ellos les inculca el espíritu de superación, disciplina, compañerismo y otros valores. Una de ellas, es María Camila Bustamante, de 11 años, quien hace cinco se inició en esa disciplina y destaca la entrega, paciencia, entusiasmo y dedicación de la profesora Claudia.

Claudia Patricia Marín es un ejemplo de las mamás vinculadas a las diferentes dependencias de la Alcaldía de Santiago de Cali, que lidera el médico Jorge Iván Ospina.

Otra mamá formadora del grupo de Semilleros es Yuleni Espinosa David. Mamá soltera de Anthony Espinosa David, de 4 años. Hace 8 años ella es formadora de fútbol 11 con Semilleros, y ejerce en la cancha del corregimiento de La Buitrera.

Vive en La Chorrera y el niño permanece en el jardín hasta las 3:00 de la tarde, cuando debe recogerlo, abordar un jeep que los baje a la cancha de La Buitrera y se regresan a casa hacia las 7:00 de la noche. Mientras él se entretiene en la cancha ella enseña el manejo del balón, las gambetas, pases y remates.

Esta licenciada de la Escuela Nacional del Deporte es la única formadora de fútbol 11 en el programa Semilleros. “A veces los muchachos o señores se aterran de ver una entrenadora, una formadora, de fútbol 11 pero se van acostumbrando.  Aún juego, y cuando les hago una ‘galleta’ se asombran dicen ‘huy profe, qué fue eso’, se ríen. Agrega que “es muy grato compartir con tantos muchachos y niñas con tantos sueños.

Estas mujeres alternan su labor misional, la atención al público y diferentes tareas con el más grato papel: ser madres.

Fuente: Iván Noguera / Alcaldía de Cali

Related posts

Dagma impone sanciones a establecimiento de comercio

admin

MIO operará con normalidad durante las movilizaciones del 26 de agosto

admin

Estudio Genómico revela que no vacunados o sin refuerzo fueron los más afectados en el cuarto pico de contagios de COVID-19

admin

Deja un comentario