Negocios

Las claves de El Águila para ser territorio libre de covid en el Valle – Cali – Colombia


Las verdes montañas de El Águila, una de las poblaciones del Valle del Cauca más parecidas a sus vecinos territorios que conforman el Eje Cafetero, están salpicadas por estos días por abundantes y diminutos puntos de color rojo. Son los frutos de los cultivos de café que maduran para ser recolectados en la cosecha pequeña del año, la Traviesa o Mitaca.

(Puede leer: Líder rural, entre víctimas de triple crimen en afueras de Jamundí)

El Águila, el segundo productor de café del Valle del Cauca después del municipio de Sevilla, prepara la recolección de su producto agrícola insignia. Pero lo que es una fiesta, se podría convertir en un gran problema. A esta pequeña población llegarán cosecheros errantes y es necesario intensificar los controles para que algunos de ellos no traigan el virus que desde hace un año tiene en jaque al mundo y de esta manera ponga en riesgo el calificativo de El Águila como el municipio no covid-19 del Valle del Cauca.

En los doce meses largos de la pandemia del Sars-CoV2, El Águila acumula, al 29 de marzo, solo 35 casos positivos históricos del virus, no tiene casos activos desde hace varios meses y dos personas han fallecido tras contagiarse. Aunque el municipio de Versalles es donde menos personas han muerto por el virus en el Valle del Cauca, una sola, y en El Cairo y Bolívar han fallecido también dos, en El Águila es donde menos personas han contraído la enfermedad en el departamento.

Para el alcalde de El Águila, Yulian Daniel Gallego, la clave para evitar la diseminación de la infección entre los cerca de 10 mil habitantes de la población fue encerrar el municipio durante tres meses continuos cuando la pandemia llegó al Valle del Cauca. Nadie entró, nadie salió durante 90 días y en la entrada principal al casco urbano se instaló una barricada para impedir el paso de foráneos. El dique contra “extraños” comenzaba de hecho en los municipios de Ansermanuevo, El Cairo y Argelia con el cierre de vías, medida que se mantuvo de común acuerdo con los cuatro alcaldes hasta que fue posible.

El cumplimiento de las medidas de bioseguridad también fue esencial en esos primeros meses de la emergencia sanitaria y lo es ahora. Los aguileños acataron el llamado de las autoridades y han tenido adherencia al uso permanente de tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social durante la emergencia sanitaria.

(Le recomendamos: Ojo a las restricciones en Semana Santa en Cali, Popayán e Ipiales)

VIEJOS

En El Águila ya comenzó la vacunación para los adultos mayores.

Foto:

Cortesía Alcaldía de El Águila

Incluso, la administración municipal estableció una medida que es más común en las grandes ciudades: el pico y cédula. Esta restricción no dejó de ser ´sui generis´ en un casco urbano en el que vive solamente el 10 por ciento del total de la población y el comercio es pequeño, pero, en general, fue bien recibida.

Sin embargo, hay que mencionar que el tamaño de la población (El Águila es uno de los municipios más pequeños del Valle del Cauca) ha facilitado la contención de la pandemia. 

Tras la apertura paulatina de la economía ordenada por el Gobierno Nacional, el virus finalmente alcanzó a El Águila. Cuenta el Alcalde que en una de las veredas del municipio se diagnosticaron los primeros cuatro contagios. Estas personas compartieron en una reunión con un militar que llegó de visita a una finca. “Por eso es que las fiestas y las aglomeraciones no están permitidas”, subrayó Gallego.

Tras esos primeros contagios se hizo imposible controlar la propagación del covid-19, pero en ningún otro municipio del Valle del Cauca ha habido menos contagios.

(Le sugerimos leer: Familias damnificadas por lluvias recibirán subsidios de arrendamiento)

Y es que el alcalde Gallego tiene una razón de sobra para mantener a raya el covid-19: el hospital de la localidad,  el San Rafael, es de primer nivel de complejidad y, obviamente, no tiene Unidades de Cuidado Intensivo (UCI). Si un paciente necesita una unidad de cuidado crítico debe ser remitido a Cartago o Pereira, o más lejos a Buga o Tuluá.

De hecho, hasta hace una semana solo había fallecido un aguileño debido a las complicaciones tras haberse contagiado. Se trató del exconcejal Leonardo Cifuentes, quien estuvo 15 días en una UCI en Cartago. Esta semana se registró el deceso de otra persona.

El Águila fue el primer municipio del Valle del Cauca en abrir los templos católicos debido a la poca incidencia del virus. Sin embargo, en esta Semana Santa, que coincidió con un incremento de los casos, el inicio de un tercer pico, no habrá procesiones ni celebraciones litúrgicas. Este municipio quiere seguir siendo el modelo de prevención de la pandemia a través del cumplimiento estricto de las medidas de bioseguridad. En El Águila el covid-19 no ha podido volar alto.

Fernando Umaña Mejía
Corresponsal EL TIEMPO Cali

Más noticias de Colombia

Más medidas en Sincelejo por los niveles de contagio del covid-19

Anciana no pudo vacunarse en Santa Marta porque figura como fallecida

A la cárcel profesor por presunto abuso sexual a universitarias

Related posts

‘Esta zozobra no puede ser la nueva normalidad’: Alcalde de Palmira – Cali – Colombia

admin

No exigirán vacunación, pero sí el tapabocas en día sin IVA en Cali – Cali – Colombia

admin

Hermanos caleños crean innovadora telefonía a ‘precio de hamburguesa – Cali – Colombia

admin

Deja un comentario