24 febrero, 2024

Cali al instante

Somos la Noticia

Jovén se quita la vida cuando pierde equipo de futbol – EXTRA


Un hombre de 23 años se habría quitado la vida producto de la derrota que sufrió este sábado el club Boca Juniors de Argentina ante el Fluminense de Brasil, en la final de la Copa Libertadores celebrada en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Así lo dio a conocer su progenitora, quien encontró el cuerpo sin vida del joven en su habitación, de la vivienda ubicada en la calle Arturo de Bassi en el barrio Don Orione, en el sur del conurbano bonaerense.

En un reportaje realizado por el medio Crónica TV, se pudo saber también que el hombre era policía de la ciudad de Buenos Aires y se disparó en la cien derecha, con su arma de reglamento.

El occiso quedó identificado como Marcelo Morales, quien le transfirió todo a su hermano menor, antes de quitarse la vida.

«Era refanático de Boca. Si perdía él estaba mal, deprimido, se ponía triste, se daba piñas (golpes). Él decía que no podía perder, que era lo más grande Boca», dijo la madre de Morales a las cámaras del mencionado medio argentino.

«Boca es una basura, porque a mi hijo me lo mataron. Por eso se mató mi hijo por Boca. Yo ahora no lo tengo y no hay ningún jugador, no hay nadie que a mí me dé el pésame», agregó la mujer entre lágrimas.

Te puede interesar:
Heroicos migrantes venezolanos realizan un salvamento en incendio en Nueva YorkMató a su esposa porque no participó en un reality show
El estilo inglés de la BBC

HABÍA DICHO QUE SE SUICIDARÍA

La madre del fallecido recordó que el joven había anunciado semanas antes a su padre la decisión de quitarse la vida en caso de que Boca perdiera la final.

“Hace tres semanas le dijo al padre que no me cuente nada a mí, pero le dijo ‘si el 4 de noviembre no gana Boca, yo me mato’. El papá pensó que estaba haciendo una joda, no lo tomó en serio”, continuó visiblemente conmovida.

Minutos antes del desenlace fatal, el joven policía se encontraba junto a su padre y su primo viendo el encuentro.

“Cuando me fui de la casa, al rato me llamó la hermana diciéndome que se había pegado un tiro. Todos los partidos que miraba con él estaba loco, era muy fanático. Puteábamos los dos juntos. No amenazó con hacer nada, ni tampoco dio indicios”, señaló su primo.


47



Source link