Negocios

Funeral de Gilberto Rodríguez: Entrada a cementerio de Cali era con lista – Cali – Colombia

En la puerta de un camposanto del sur de Cali, un grupo no mayor de 60 personas debía reportarse, con su cédula, para ingresar a una ceremonia familiar e íntima alrededor de uno de los hombres que llegó a ser uno de los más poderosos en el mundo del narcotráfico.

Gilberto Rodríguez Orejuela, a sus 83 años cumplidos en enero pasado, no alcanzó a tener vida para regresar y morir en su ciudad, como lo pedía, porque no le aceptaron sus peticiones bajo el peso de enfermedades como cáncer, gota y diabetes.

( Lea en contexto: Cuerpo de Gilberto Rodríguez Orejuela será cremado en Cali )

Pasada la 1:00 de la tarde del viernes, se dio inicio a una misa acompañada de mensajes de familiares y algunos conocidos. La ceremonia estuvo a cargo de los sacerdotes Óscar y Bernardo, en un ambiente muy sencillo.

Rodríguez tenía seis hijos, cuatro hombres y dos mujeres, y se declaraba orgulloso de saber que se habían formado como profesionales en distintas carreras.

El jefe del llamado Cartel de Cali fue detenido el 9 de junio de 1995, lo sentenciaron a 15 años que se convirtieron en siete años dadas la confesión y buena conducta en prisión.

En noviembre de 2002 recobró su libertad pero lo detuvieron cuatro meses después. Fue extraditado en diciembre de 2004 hasta Estados Unidos, donde murió el primero de junio pasado.

En la misa, una de las hijas de Rodríguez leyó una carta de Miguel Ángel Rodríguez Orejuela, quien escribió que más que un hermano, Gilberto había sido el padre, guía y protector para su familia y la de otros parientes.

( Lea en contexto: Muere Gilberto Rodríguez Orejuela en cárcel de Estados Unidos )

Miguel, quien también fue detenido en 1995 y extraditado en 2004, y pasa una condena de 30 años en Estados Unidos también por liderar el llamado cartel de Cali, apuntó que a pesar de las condiciones y circunstancias, Gilberto siempre tuvo en su consigna que la familia era lo más valioso y le preocupaba que afectaran a sus seres queridos.

El 25 de mayo 1996 sucedió uno de los ataques que les causaron dolor a los hermanos cuando hirieron gravemente a Miguel Rodríguez, hijo de Miguel Ángel Rodríguez Orejuela.

( Le puede interesar: A ritmo de salsa, Luisa Chará avanzó de fase en ‘The Voice Chile’ )

En ese atentado murieron Óscar Echeverry Trujillo, de 30 años, hermano de la ex reina de belleza Martha Lucía Echeverry, esposa de Miguel Rodríguez; Juan Carlos Delgado Martínez, al parecer ex teniente del Ejército; Nicol Antonio Parra (33); Carlos Alberto Botero Zapata (28) y Leonel Medina Medina (22). Resultó herido Fernando Parra, hermano de Nicol Antonio.

Fue uno de esos momentos difíciles en lo que sería la guerra a muerte con el cartel de Medellín, encabezado por Pablo Escobar. 

La hija de Gilberto, en la misa, contó que su padre Gilberto Rodríguez terminó la obra que venía escribiendo desde hace seis años.

Comunicado de la familia de Gilberto Rodríguez

Comunicado de la familia de Gilberto Rodríguez

El pasado 9 de junio, la familia informó que la obra había sido puesta «bajo protección Legal como Derecho de Autor y Copyright ante las oficinas competentes.  En virtud de lo anterior, notificamos a todas las personas jurídicas y naturales nacionales y extranjeras que pretendan divulgar, reproducir, transformar, distribuir y/o comunicar al público mediante representación, ejecución, radiodifusión o por cualquier otro medio, deberán asumir la responsabilidad legal a que haya lugar, con relación a los derechos morales y patrimoniales de autor».

Es un relato de lo que fueron sus ideas, las historias, el contexto local, nacional e internacional. Sólo queda pendiente la corrección de estilo y la producción del texto.

Durante la ceremonia religiosa, el padre Bernardo hizo una semblanza, donde enfatizó lo que es el ser humano en su relación de familia, su amor, y verdaderos amigos.

( Puede leer: Actual ‘pico y placa’ de Cali se mantendrá hasta el 29 de julio próximo )

En el acto, un grupo musical soltó primero una canción de esencia religiosa, luego ‘Amigo’, de Roberto Carlos.

‘A mi manera’ fue la canción que resonó con esa letra que escribió Claude François: 

«El final se acerca ya Lo esperaré serenamente Ya ves, yo he sido así 
Te lo diré sinceramente Viví la inmensidad Sin conocer jamás fronteras
Jugué sin descansar Y a mi manera Jamás viví un amor Que, para mí, fuera importante
Corté solo una flor Y lo mejor de cada instante Viajé y disfruté
No sé si más que otro cualquiera Si bien, todo esto fue
A mi manera Tal vez lloré o tal vez reí Tal vez gané o tal vez perdí
Ahora sé que fui feliz Que si lloré, también amé Puedo seguir hasta el final
A mi manera».

La despedida fue en silencio, después de un acto en el que se vieron lágrimas y nostalgia por el padre, hermano, tío, abuelo y amigo que murió entre rejas.

Lea más noticias de Colombia

En el sur de Buga construirán un campus de la Universidad del Valle

Related posts

Sube la tensión en vía Cali-Jamundí por disparos y pleitos ciudadanos – Cali – Colombia

admin

Arzobispo de Cali pidió perdón a indígenas en nombre de la ciudad – Cali – Colombia

admin

Cali: Muerte de una mujer trans por disparo de Policía – Cali – Colombia

admin

Deja un comentario