Negocios

Fórmula con la que en un geriátrico de Cali están venciendo al covid – Cali – Colombia


Ni el coronavirus ni el más mínimo dolor de muela han doblegado a Dalia Patiño. Sus 103 años la hacen la adulto mayor de más edad en el hospital geriátrico y ancianato San Miguel entre los 274 que hay en esta institución.

“No me he enfermado y estoy muy bien”, repite orgullosa doña Dalia, de cuerpo menudo, de pecas en sus manos temblorosas, cabello corto completamente blanco y a quien se le dificulta oír.

A San Miguel ingresó el 8 de mayo de 2019, luego de que en la Secretaría de Bienestar Social de Cali comprobaron su vulnerabilidad y la necesidad de atención. Dalia, quien es viuda, vivía antes con un sobrino, de 74 años, en críticas condiciones en una vivienda del oriente caleño.

(Lea también: Estas son las restricciones en Cali y el Valle para Semana Santa)

Ella dice que está a gusto en San Miguel, la entidad con la cual, la Alcaldía de Cali contrata la atención para 270 de los 274 abuelitos en este albergue que, a la vez es hospital geriátrico con casi los mismos años de doña Dalia.

Aunque ella no se ha enfermado por el temido covid-19, pese a sus problemas de hipertensión, ni siquiera en agosto del año pasado, cuando 59 de sus compañeros del hogar contrajeron el covid (56 mujeres y 3 hombres), ya recibió el tratamiento ‘milagro’ que ha impedido que la muerte llegue encarnada en el virus.

(Le puede interesar: ¿Cómo pagar el predial en Cali, aprovechando el 15 % de descuento?)

El tratamiento consistió en un frente común con aspirina, nitazoxanida y la ivermectina, pero no cuando los 59 adultos mayores enfermaron o a quienes estuvieron en contacto con ellos, tras conocer el diagnóstico.

Su suministro arrancó mucho antes, de hecho se empezó a analizar desde el momento en que el país entró en la cuarentena obligatoria, a partir del 20 de marzo de 2020.

Este tratamiento, que para algunos es ‘revolucionario’, fue producto de investigaciones y estudios adelantados por un equipo interdisciplinario de especialistas, entre ellos, un médico farmacólogo, médicos generales y epidemiólogos, de la Universidad del Valle, debido a los riesgos de muerte por el coronavirus entre esta población, que figura entre las más vulnerables en ser atacada.

Entre los expertos está el médico farmacólogo Óscar Gutiérrez, que tuvieron claro un panorama con el gerente del hospital geriátrico, Héctor Fabio Cortés: si desde hace casi un año, en marzo de 2020, no se empezaba un plan de choque, por lo menos, 100 de los 254 adultos mayores que había en ese entonces en San Miguel habrían podido perecer por causa de la feroz pandemia. 

(Lea también  La travesía por salvar a una tortuga marina, de Cali a Santa Marta)

Así que todos los adultos mayores fueron clasificados, conforme con los riesgos de contagio, aquellos autónomos en su manejo y aquellos aquejados por comorbilidades por su avanzada edad.

Los especialistas dicen que avanzaron en este tratamiento, alineados con los protocolos del Ministerio de Salud y basados en la declaración de ética de Helsinki.

Este es un conjunto de principios, normas y valores que promulgó la Asociación Médica Mundial, en la capital finlandesa en 1964, entre ellos, velar solícitamente y ante todo por la salud de los pacientes.

Así lo señala el gerente Cortés al indicar que desde que en marzo del año pasado empezó a llegar el virus al país, el 12 de ese mes, San Miguel había declarado el confinamiento obligatorio, cerrando servicios, como el centro día para adultos mayores que acudían en horarios diurnos, y restringiendo las visitas de familiares y allegados a los abuelos del internado.

Por ello cuando llegó agosto y 59 adultos mayores se enfermaron, el suministro de dosis se hizo con disciplina, tanto para los enfermos como para los demás abuelos, y las 104 personas de las áreas asistenciales y de oficinas de San Miguel.

(Lea también: Capturan a expresidente de Liga de Boxeo de Valle por presuntos acosos)

De la ivermectina se aplicaban tres gotas por cada kilo del peso del paciente. A la semana se repetía el suministro.

En el caso de la nitazoxanida se daba una tableta cada 12 horas durante seis días a los adultos mayores y la tripleta la completaba la aspirina con pastillas cada 12 horas durante ocho días, de acuerdo con la explicación del gerente Cortés.

Toda esta medicación tuvo un costo de alrededor de 4 millones de pesos, recursos de la institución.

Al tiempo, 19 personas de los 59 contagiados fueron puestas en una sala de hospitalización creada adentro del mismo San Miguel.

El resto, la mayoría mujeres, estuvo en confinamiento en dos salas.

“Pero decidimos no aplicar el tratamiento por 10 días, como dictaban los protocolos, sino por 28 días”, anotó Cortés.

Según la Univalle, se trabajó con la nitazoxanida por sus propiedades antiparasitarias contra enfermedades virales.

En el caso de la ivermectina, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, y la gobernadora vallecaucana, Clara Luz Roldán, defendieron su uso para que quienes resultaran positivos de coronavirus pudieran combatirlo desde las primeras semanas y así, evitar agravarse hasta ser hospitalizados en una unidad de cuidados intensivos.

De acuerdo con los especialistas de la Univalle, la ivermectina se emplea en la fase temprana del virus para no pueda ingresar a las células.

(Le puede interesar: La historia de amor de pareja que murió en una avalancha)

En cuanto a la aspirina, los médicos explican que es para evitar la formación de coágulos de sangre que podrían causar una grave afectación de órganos como los pulmones.

“Ninguno de los adultos mayores en San Miguel –hoy, 274– ha fallecido por coronavirus ni llegaron a alguna unidades de cuidados intensivos”, afirma Cortés. Dice, además, que entre los 59 adultos mayores había quienes tenían entre 79 y 103 años.

Pero el gerente sostiene que esa adulto mayor, de 103 años, no era Dalia, sino otra de las moradoras de San Miguel, quien hoy está totalmente restablecida.

“Algunos hablaron de un milagro y también lo veo como un milagro de un ser superior en esta institución de 104 años”, dice Cortés, mientras la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres, recalca que es una de las entidades ejemplo en prevención de coronavirus entre los 187 hogares geriátricos que hay en Cali con más de 2.800 adultos mayores, de los cuales, 1.600 fueron censados para ser vacunados contra el coronavirus.

Es así que de esa cifra, 124 adultos mayores fueron los primeros en San Miguel en recibir la dosis, entre ellos, Dalia Patiño.

Por ello, el gerente Cortés dice que ahora que ahora que llegó la vacuna, la aplicación. de nuevo. del tratamiento no se contemplaría.

La secretaria de Salud de la ciudad exalta la labor contra el covid en este geriátrico con auxiliares de enfermería y de coordinación en cada piso del San Miguel, y señala: “Conocimos el éxito que ha tenido este tratamiento”. Agrega que este tipo de intervenciones deben estar basadas en métodos científicos e investigaciones.

En la Univalle indican que este trabajo cuenta con el respaldo de estudios en publicaciones indexadas y del orden internacional.

CAROLINA BOHÓRQUEZ 
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO 
CALI

Related posts

Restricción en cerros tutelares de Cali por pandemia durante Semana Santa – Cali – Colombia

admin

Alerta Cali: El Valle del Cauca entrará en toque de queda – Cali – Colombia

admin

Emergencia Cali: Habitantes de la Comuna 18 piden atención por lluvias – Cali – Colombia

admin

Deja un comentario