Negocios

El rapero caleño que rompe fronteras – Cali – Colombia


Fuera de escena, Camilo Ballesteros no es el ‘robot’ que les ganó a los freestylers Aczino, Bnet y que entre 2018 y 2019, conquistó gran parte de los torneos internacionales en los que se miden los mejores del mundo.

Esos recuerdos están colgados en la pared de su habitación como cuadros. Cuando habla de cada uno de ellos, su voz parece que estuviera siguiendo un ritmo. Pero no. VallesT está sentado sobre su cama, acompañado de sus dos perros mientras toma un café.

Frente a sus cuadros, hay una repisa donde, además de una mini nevera llena de bebidas energizantes, hay trofeos desperdigados. Pero el elemento más notorio es un parlante con el que inició su sueño y que le recuerda a su hermano, quien antes de fallecer, se lo entregó con una memoria USB llena de rap.

Esa partida fue un antes y un después. El rap y el freestyle se convirtieron en una manera de mantener vivo a su hermano, aunque Ballesteros no hable mucho del tema. “A mi hermano lo mataron”, asegura. En el 2012, mismo año de la muerte de su hermano, entró a su primera competencia, empezó a rapear en los buses y también a componer canciones.

“Escuchaba mucho a Bob Marley fue fundamental encontrar un ritmo inteligente como el reggae. Ahí empecé a escribir canciones. La primera que hice fue ‘El Hotel’. Trataba de un sueño en el que luego me despertaba y volvía a ocurrir”, comenta Ballesteros.
(Le puede interesar: Así es el regreso gradual de las universidades de Cali en la pandemia). 

Sentí que se me abrió una puerta a la independencia con el parlante y que podía sobrevivir donde sea

Durante ese año, su vida transcurrió entre estaciones de buses, rap y nuevas ciudades. “Me fui para Bogotá y aprendí a improvisar. Sentí que se me abrió una puerta a la independencia con ese parlante y que podía sobrevivir donde sea”, dice.

Luego de recorrer distintas ciudades de Colombia, visitó otros países. Rapeó en buses en Ecuador, Chile y Argentina, hasta que regresó a su país y ganó la Red Bull Batalla de los Gallos. Lo que vino fue la entrada a su primera competencia internacional.
Sin embargo, el rapero tuvo en 2015 otro gran reto, uno muy diferente: nació su hija.

“Tuve que poner dos cosas claras: si me iba de muy rapero, no iba a acordarme de mi hija. Pero si me quedaba acá sobreprotegiéndola y por ende no me voy a otros países, termino trabajando en quién sabe qué para poder sobrevivir. Hice una mezcla entre ambas cosas”.
(También lea: Universitaria da ejemplo de resistencia tras grave accidente en cicla». 

VallesT 1

VallesT junto a algunos de sus cuadros de sus batallas más icónicas.

La leyenda del ‘robot’

Por las salidas que realizó a otros países, empezó a hacerse un nombre entre los grandes freestylers como Chuty, Aczino, Bnet, Wos, entre otros. Pero su estallido fue en la competencia de Red Bull en 2018 cuando, en una batalla, realizó el ‘paso del robot’ y, posteriormente, quedó como el tercero mejor del mundo.

“Todos empezaron a estar pendientes y el siguiente papel en Red Bull le dio el estatus a todo”, asegura VallesT.

Un año después, en la misma competencia, llegó hasta la final. Venció en la semifinal a Aczino, considerado como el mejor freestyler. Sin embargo, Bnet en esa ocasión ganó el certamen internacional.

Detrás de las batallas de las batallas de improvisación y más allá del robot que conquistó la escena internacional, Ballesteros sigue respirando rap. Lleva consigo un parlante a cualquier lugar. “Donde hay un micrófono, estoy yo”, asegura el rapero.
(Puede interesarle: Se inició la segunda fase de la vacunación en Cali). 

¿Qué significó el parlante que su hermano le entregó?

Uf. Más que el significado fue la música. Al escuchar las canciones de Bob Marley y Damian Marley, fue inmediato mi interés por intentar hacerlo. Pensé que podría llegar a escribir canciones como esas si le dedicara el tiempo. Descargaba las instrumentales por Ares y empezaba a escribir.

¿Primero fueron las canciones y luego el freestyle?
Correcto. Cuando estaba en Cali, me junté con alguien de Tumaco que rapeaba. Es sobrino de Máster Boy, el que canta ‘La Quemona’. Me decía que su tío nos podía ayudar y una vez nos vimos con él. Nos dijo que podíamos hacer un dúo de reggaetón que se llamara los Star Kid. Pensé: “bueeeeno”, pero nunca escribimos nada. Solo nos poníamos a rapear en las esquinas. Nos empezamos a influenciar mucho por Mozart La Para y me metí en la cultura de una. 

Posterior a eso ¿usted por cuáles ciudades viajó?
Luego de Bogotá, salí para Medellín, pero allá es muy difícil. Me bajaban del Metro. Posteriormente, estuve en Popayán y ahí salió mi primer viaje para Ecuador, pero mi hija estaba recién nacida. Hice cuentas para saber cuánto ganaría semanalmente y podía hacerme 100 dólares para mandar libres.

¿Qué aprendió en Ecuador?
Allá me pulí. Llegaba al hotel, dejaba maletas en la recepción y salía a hacer los 5 dólares de la pieza. Llegó el punto en el que podíamos pagar por adelantado. Siempre fue una bendición contar con la música como herramienta.

¿Qué le genera el freestyle a nivel personal para querer hacerlo?
Es similar a dominar un balón. Primero necesitas la herramienta y cuando la tienes, la comparas con la de tu amigo. Luego intentas aprender a hacer nuevos trucos con el balón. Entonces, inconscientemente siempre estás en evolución. Siempre estuve entusiasmado por estar rapeando y rapeando. A nivel personal me dio más esa satisfacción de evolución y no saber que estaba rapeando.

¿Cómo fue mantenerse alejado de casa y trabajar en otros países?
Dejé de ver la alegría de la invitación a querer formalizarlo. Les dije a los de Red Bull que necesitaba volver a casa con algo seguro. El hecho de querer ser un padre responsable me hizo querer ser un rapero más entregado.

No cualquiera de los que se enfrentaban a mí en ese tiempo rapeaban con la presión de que una hija los estaba esperando en la casa. En mi cabeza pasaba: “Donde no gane ¿el arriendo de este mes qué?”

Cuando suena un beat ¿qué sucede por su cabeza?
Lo primero es que el cuerpo se empieza a acoplar al beat. Entra en el compás. Luego viene el sample, la musicalidad y eso te da la temática. Debe ser algo que involucre a la gente y la pista te dice lo que vas a decir. Todos los beats tienen su idioma.
Además, juega con las emociones de uno. Todo lo que entra por el oído va directo al alma. No tiene filtro.

¿Cuál es la mejor técnica para ganar en un 4×4 o un minuto a sangre?

Lo que se utiliza en una conversación. Como ahora. Usted no tiene que pensar mucho para hacerme la siguiente pregunta. Usted solo fluye y me está escuchando. Al escucharme, ya sabe qué va a decir. La técnica es escuchar y saber que estás en una conversación.

Si ignoras al contrincante por estar planeando una rima, termina clavando la última. La gente grita, usted no sabe por qué fue, se desconcentra, no sabe qué pensar y al final no dice nada. Mientras que, si escuchas lo que dice puntualmente, haces un análisis de las barras, por ejemplo:

Con esta primera seguro yo te mato,
Ahora en la segunda te digo que eres novato.

En mi análisis digo: en la primera no me dijo nada. Me dijo que me iba a matar y eso es mentira. En la segunda me dijo novato y ese argumento no es válido.
Si en la tercera me dice que es el mejor de un 4×4, ahí ya tengo un argumento. Él es mejor en cualquier 4×4 de los que se manejan, pero del rap no. (Risas).

¿Cuál ha sido la parte más difícil de estar entre los mejores freestylers? ¿Cómo se mantiene centrado?
Lo más difícil fue que con 18 años, era padre, rapero, novio, hijo y todo al mismo tiempo. En cuanto a tener los pies en la tierra, sin dudas es mi mamá y la parte espiritual.

¿Qué tiene Camilo Ballesteros de la personalidad de VallesT y viceversa?

Se han mezclado mucho. Pensaba que iba a ser diferente. VallesT es más persona que personaje y simplemente es la marca por la cual reconocen todo lo que soy capaz de hacer.

En mi perfil, verán que hay una persona que hace parkour, monta patineta, anda con el perro para arriba y para abajo, pero que al mismo tiempo ‘rapea’. Cuando sale, se da durísimo en las internacionales con otros raperos, pero cuando vuelve, lo encuentra vacunando perros en alguna comuna.

Related posts

Alcalde de Cali responde a investigación preliminar de la Procuraduría – Cali – Colombia

admin

Alcalde de Cali pide frenar protesta; Arzobispo ruega por la vida – Cali – Colombia

admin

Cali: este es el ABC de las vacunas y la tercera dosis contra covid – Cali – Colombia

admin

Deja un comentario