Negocios

Desaparecidos: un capítulo que no se cierra en Cali – Cali – Colombia


La vida, en ocasiones, queda en pausa. Los ojos de Paloma Chávez guardan la fe de volver a su hijo, aunque cada día ve la misma sonrisa en una fotografía inmutable que está en una mesa junto a una vela.

Ya no escucha el silbido característico de Alejandro Ramírez al llegar a casa. Paloma ha continuado su vida, a pesar de que asegura ya no ser la misma. Pero aún sigue con la esperanza encendida como la vela que prende cada día para conocer lo que sucedió la noche del 21 de agosto de 2020.

Previo a la desaparición del joven de 23 años que residía en el barrio La Nueva Base, la empresa de químicos para la cual trabajaba le entregó la carta de despido debido al recorte de personal.

Ramírez, para ese momento, tenía una compañera sentimental que, según Paloma, le causaba problemas. “No nos llevábamos bien. Una vez me quebró los vidrios de la casa y otras cosas más delicadas”, asegura.

Además, meses antes de la desaparición, Alejandro habría sufrido un golpe con un ladrillo en la cabeza propinado por su expareja sentimental.

La noche del 21 de agosto de 2020

“Mi hijo se me esfumó”, dice Paloma mientras su rostro transforma un esbozo de sonrisa gentil por preocupación.

Durante ese día, ella salió a comprar un televisor. Cuando regresó sobre las 4 de la tarde, encontró a su hijo aún en casa con una camisa negra, un jean azul oscuro y unos zapatos grises.

Posteriormente, Alejandro le dijo que saldría a la esquina para estar con sus amigos. Un vecino del lugar lo habría visto cerca de las 6 P.M., “solo llevó el celular. A lo mejor no tenía pensado demorarse e incluso dejó la billetera. Pero desde que salió de su casa, no lo volví a ver”.
(Lea también: Sicario esperó que líder sindical sacara a pasear mascota y lo asesinó).

Paloma2

La familia de Paloma Chávez se continúa movilizando para encontrar a su hijo y conocer la verdad.

La madre de Alejandro, en ese momento, supuso que tras no regresar en la noche, estaría con su expareja dado que habría llovido. Por lo cual, solo le envió un mensaje al cual él no contestó.

Al día siguiente, Paloma hizo su ritual de cada mañana. Se levanta cerca de las 8 A.M. y va al cuarto donde está Alejandro y su hermano para revisar que estén bien. Sin embargo, vio una cama vacía.

Las horas siguientes fueron de expectativa. Su madre llamaba, pero Alejandro seguía sin contestar. El único tono que saltaba era para avisarle que estaba en buzón de voz.
“Era normal que tuviera el celular apagado. Cuando se quedaba con la novia lo hacía porque ella es muy celosa, posesiva y tóxica”, comenta Paloma.

Cuando se pudo comunicar finalmente con la compañera sentimental de Alejandro, esta le comentó que la Policía se lo había llevado en la noche del domingo. Por lo cual, Paloma procedió a buscar en cada estación y en ninguna lo pudieron encontrar.

“Ahí supe que algo malo le había pasado a mi hijo. Volví a mi casa y al día siguiente intenté poner el denuncio, pero en la Casa de Justicia de Alfonso López no me la recibieron porque no estaban atendiendo casos de forma presencial”.

Desde el martes estuvo intentando poner el denuncio para activar la búsqueda de desaparición de su hijo, pero solo hasta el viernes se lo recibieron en la Fiscalía.

La concejala Tania Fernández Sánchez, aseguró que en Cali hay un comité de desaparecidos desde 2010, “pero no sabemos puntualmente cuáles son sus responsabilidades, qué y cuál tipo de seguimiento se hace a este tema. Ninguna secretaría o dependencia de la Alcaldía de Cali tiene asignado dentro de sus funciones un tema tan importante como este”, asegura.

Una vez recibida la denuncia de desaparición, le dijeron a Paloma que debía esperar a que le asignaran un Fiscal y un investigador para el caso. “No hicieron nada. Me he tenido que comunicar yo para saber en qué va todo. Siempre encontraba excusas con el Fiscal 19 del Gaula para que no contestara. Ellos no están pendientes”.
(Puede interesarle: Así funciona el pico y placa en Cali). 

Más allá de la ausencia

“No solo tengo que vivir el dolor de no saber dónde está mi hijo, también hay que lidiar con las instituciones para que sea seria la búsqueda. Estamos hablando de un ser humano, independiente de ser hincha del América o que de vez en cuando fumara. Te revictimizan y duele muchísimo”, comenta Paloma, quien ha convertido su casa en un santuario a la espera de Alejandro.

Entonces, según la concejala Fernández, es vivir un duelo que no se termina porque no se sabe lo que ocurrió. “Desde el gobierno distrital estamos en la obligación de ayudarles a estas personas a averiguar por sus familiares”.

Sin embargo, según Paloma, la investigación no ha avanzado. Lo que han logrado tras casi ocho meses de desaparición, es poder tener un registro de llamadas y su última ubicación que fue en la torre del barrio 7 de Agosto.

“Mi hijo desapareció entre las 12 y la 1 de la mañana. Recibió siete llamadas de un solo número”, asegura. “Es muy doloroso pensar que mi hijo no se esté alimentando bien o que esté teniendo problemas porque es alérgico al frío. Todo esto me tortura”.

(Lea también: VallesT sin filtros: más allá del rap y batallas de improvisación). 

Un capítulo que no se cierra

Es un dolor diferente, comenta Chávez. Es un ciclo que no se cierra y un dolor que se mantiene. Es diferente a cuando un familiar fallece por distintos motivos porque, según la madre, se tiene la posibilidad de despedirse.

Ahora el tiempo es una línea delgada entre recuerdos y presente. “Era muy cariñoso conmigo y todo esto me hace un hueco”. Su familia está a la espera de la verdad del qué sucedió, si le hicieron daño o si está vivo.

Pero el problema no radica solamente en la desaparición. Al publicar la imagen de Alejandro en redes sociales, la han llamado diversas personas para pedirle dinero y extorsionarla.

Ella y su familia piden conocer la verdad y mantienen la esperanza de ver a Alejandro nuevamente. “No pueden dejar a una madre con esta incertidumbre. Es como dejarme muerta en vida”, concluyó Paloma.

GUSTAVO MOLINA
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO

CALI

Related posts

Paro: tres propuestas sobre el futuro de Sebastián de Belalcázar en Cali – Cali – Colombia

admin

Bomberos hallan cadáver al apagar incendio en noche violenta en Cali – Cali – Colombia

admin

Paro nacional Popayán: Bloquean vía Panamericana en Cauca – Otras Ciudades – Colombia

admin

Deja un comentario