3 marzo, 2024

Cali al instante

Somos la Noticia

Conozca los errores más comunes


El continuo desarrollo de la tecnología y el creciente número de dispositivos están transformando nuestro mundo en un entorno digital conectado. En el contexto de la transformación digital, es importante que las empresas protejan sus datos y tomen ciertas medidas de Ciberseguridad.

Esto ante el creciente número de casos en América Latina, que ya es una de las regiones más propensas a ciberataques. Según datos de algunas empresas de ciberseguridad, se producen más de 1.600 ataques por segundo.

En los primeros seis meses de 2022, hubo 384.000 amenazas de ransomware en todo el mundo, y la región representó el 14% del total. Por otro lado, en la región de América Latina se identificaron alrededor de 15 amenazas en 2023, que afectan a diferentes industrias.

En este contexto, Helder Ferrão, Latin America Business Experience Manager de Akamai Technologies, señala que comprender la ciberseguridad es un primer paso importante para proteger e invertir en proteger los sistemas.

Las organizaciones deben brindar a los empleados capacitación y recordatorios sobre las mejores prácticas de ciberseguridad. Una organización es un organismo vivo que cambia con el cambio, adaptándose a nuevos mercados y adaptándose a los desafíos que enfrenta.

De esta manera, en medio de la creciente necesidad de abordar los problemas de ciberseguridad, Helder Ferrão revela los seis errores más grandes que comete la industria de la ciberseguridad y cómo solucionarlos.

Te puede interesar: Gustavo Petro le envía condolencias a Paloma Valencia por la muerte de su padre

Estos son los errores que no debe cometer una compañía en lo que ciberseguridad se refiere

1) Ignorancia. Las empresas invierten millones de dólares en soluciones de seguridad para proteger sus operaciones más importantes, pero olvidan que su eslabón más débil es su gente. Por tanto, es importante educar e informar a los empleados sobre las ciberamenazas. Educación, educación, educación es el camino a seguir.

2) Contraseñas débiles y reutilizables. Las contraseñas seguras y únicas desempeñan un papel importante como primera línea de defensa contra las intrusiones en línea. Ignorar esto puede generar problemas graves, incluidas filtraciones de datos, que no sólo comprometen la seguridad de su empresa, sino también la lealtad de sus clientes.

Es importante que las organizaciones inviertan en autenticación de dos factores (MFA), fomenten el establecimiento de contraseñas seguras y fomenten la práctica de no utilizar varias cuentas para ayudar a mejorar la seguridad en línea. Además, es importante cambiar su contraseña periódicamente.

3) Falta de actualizaciones de software. Las actualizaciones suelen estar diseñadas para corregir vulnerabilidades de seguridad y, si no se tiene en cuenta este propósito, los sistemas y el software pueden ser vulnerables a ataques evitables. Por lo tanto, el mantenimiento del software es una forma importante de garantizar una seguridad digital sólida y proteger los datos de la empresa y de los clientes.

4) Consentimientos múltiples. A medida que las personas están más informadas y trabajan más duro para hacer su trabajo, existe un mayor riesgo de contratación involuntaria o inexistente, lo que puede causar problemas a la organización.

Es como dejar las puertas de la empresa abiertas a cualquiera. El acceso no autorizado viola la seguridad y aumenta el riesgo de fuga o uso indebido de datos.

5) Falta de análisis y comprensión. La incapacidad de monitorear y detectar amenazas cibernéticas en tiempo real es una falla importante en las estrategias de ciberseguridad corporativa. Ignorar estos costos deja a las organizaciones vulnerables a abusos no detectados a largo plazo que pueden causar daños graves. Los sistemas básicos de monitoreo y detección desempeñan un papel importante en la protección de activos críticos y la reputación corporativa en un entorno de amenazas digitales.

6) Falta de sistema de respuesta a incidentes. Cuando se viola la seguridad, la falta de planificación puede provocar caos y daños graves. Los sistemas sólidos ayudan a organizar acciones y minimizar las pérdidas. La ciberseguridad es una responsabilidad compartida que requiere vigilancia constante y trabajo duro.

Finalmente, Helder Ferrão cree que la ciberseguridad es un viaje, no un destino final. Al identificar estas fallas y trabajar para solucionarlas, las empresas pueden mejorar su postura de ciberseguridad y proteger sus activos más valiosos: la información y la reputación.

También puedes leer: Álvaro Uribe e Iván Duque reaccionaron ante muerte Ignacio Valencia

Continúa leyendo: Villa de Leyva: Espectacular noche del día de las velitas


44



Source link