Negocios

Alerta: Valle se agita por ‘ejecución’ de líderes, en menos de una semana – Cali – Colombia


En la mañana del pasado 29 de marzo, una camioneta negra llegó a buscar en las casa a dos habitantes del corregimiento Villacolombia.

Los llevaron cerca del parque local y los mataron de un tiro en la cabeza. Una de las víctimas era el comerciante Ramiro Antonio Moreno, de 71 años, un líder cívico local y crítico sobre la situación social del país.

Una de las víctimas era el comerciante Ramiro Antonio Moreno, quien se caracterizaba por ser un líder local y crítico sobre la situación social del país.

La segunda víctima era la vendedora de cholados Melba Carreño.

(Lea también: Dolor por muerte de subcomandante de Policía que enfrentó a ladrones)

José Hipolito Velasco, de 46 años, quien iba en moto habría intentado devolverse y fue baleado. Según la Policía, su rostro estaba en un cartel policial de los más buscados por presunto hurtos.

Las muertes dejaron el terror en esa puerta de acceso a Farallones.

La Policía señala a la columna ‘Jaime Martínez, disidente de las Farc, pero en el área se camuflan el ‘Clan del Golfo’ o ‘Los Pelusos, entre otras bandas asociadas al paramilitarismo, en ese corredor entre Valle y Cauca para mover cocaína y minería ilegal.

El triple crimen hace parte de una serie de hechos violentos que alarma al Valle.

(Le puede interesar: Asesinan a líder indígena awá en Tumaco, Nariño)

Algo similar plantea el alcalde de Jamundí, Andrés Felipe Ramírez, sobre mayor acompañamiento frente a grupos del crimen organizado, a los que se les vincula con dos masacres en Jamundí, en enero y octubre de 2020, con un saldo de nueve muertos.

Uno de esos grupos asesinó en un ‘retén’ a Cristian Camilo Vergara, de 46 años, mayor retirado del Ejército, quien practicaba ciclismo recreativo el 30 de agosto del año pasado.

Antes, el 7 de julio, le quemaron carro a un gobernador indígena en zona urbana de Jamundí.

La violencia también asusta entre sur del Valle y el norte del Cauca, con crímenes y delitos como secuestros. Según la Policía, el fenómeno del narcotráfico, la comercialización de armas y oro se ha crecido por sus movimientos de dinero.

En la noche del lunes 29 de marzo, el recorrido de la muerte alcanzó al líder Carlos Alberto Vidal, en Florida. Era el presidente del Sindicato de Trabajadores de Cosecha Castilla (Sintraccos) y comunero del barrio Casilda. Había salido a pasear la mascota cuando un sicario le salió al paso y lo asesinó. “Protestamos por tan cobarde asesinato”, dijeron colectivos comunitarios y sindicales.

La Asociación de Cultivadores de Caña (Asocaña) y Riopaila Castilla rechazaron el crimen y pidieron investigaciones a fondo.

(Lea también: Ojo a pico y cédula en Cali, y horarios para vacunarse en Semana Santa)

El Instituto de Estudios para Desarrollo y la Paz (Indepaz) señaló que con Vidal ya eran 38 los líderes asesinados en 2021 en el país.

En Florida, límites con Caloto, norte del Cauca, fue asesinado el comunero Hermes Loaiza Montoya, el 31 de mayo de 2020.

En Cartago, norte del Valle, el pasado sábado 27 de marzo fueron asesinados dos hombres y dos mujeres, cerca de la galería de Cartago. Las autoridades reportan antecedentes de los dos hombres y que el ataque vendría de la banda ‘los Flacos’, con redes en Risaralda y Quindío.

Otras versiones señalan a las ‘Aguilas negras’.

Está sin aclarar el crimen de los veedores y excandidatos de Colombia Humana en Candelaria Jhonatan Borja e Iván Giraldo,el 30 de enero de 2020 en Palmira.De acuerdo con la Policía, el fenómeno del narcotráfico y la comercialización de armas se ha convertido en un fenómeno con gigantescos movimientos de dinero que ha puesto a la población civil en medio de esta guerra sin cuartel.

Son grupos armados que también se encuentran en el sur del departamento vallecaucano, en inmediaciones de municipios, como Florida donde ese mismo 29 de marzo de este 2021, hacia las 7 de la noche, el recorrido de la muerte también alcanzó al líder Carlos Alberto Vidal, en Florida.

Vidal era presidente del Sindicato de Trabajadores de Cosecha Castilla (Sintracos) y había salido de su casa a pasear una mascota, cuando un pistolero le salió al paso y aprovechó para atacarlo a bala y dejarlo sin vida en el acto.
“Protestamos por tan cobarde asesinato y expresamos solidaridad con su familia y compañeros. Descanse en paz”, dijeron colectivos comunitarios y sindicales.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) señaló que con Carlos Alberto Vidal ya eran 38 los líderes asesinados en 2021. Dentro de estos crímenes de líderes en el Valle se recuerdan los de los veedores y excandidatos a la Alcaldía y Concejo de Candelaria Jhonatan Borja Pérez e Iván Giraldo Fúmeque, ocurrido en la noche del 30 de enero de hace un año, en un vehículo en Palmira.

Pero la ola de violencia no deja de sacudir al Valle. El pasado sábado 27 de marzo fueron asesinadas cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, cerca de la plaza de mercado de Cartago, en el norte del departamento. Las autoridades dicen que el ataque provendría de la banda ‘los Flacos’, con redes en Risaralda y Quindío.

La Gobernadora pide ‘bloques’ contra los delitos

“Ahora que hay un hecho violento nos mandan 50 policías, pero ahora pasa la alamar y se tranquiliza se los llevan”, eso dice la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán.
Su llamado es porque el Valle es un departamento ‘sui generis, con territorios donde se cruzan narcotráfico, guerrilla y paramilitares. “Necesitamos más pie de fuerza y permanente”, repite y pide “bloques especiales para combatir estructuras delincuenciales”.

Buenaventura está bajo intervención por dos bandas cuyas redes manejan narcotráfico y minería ilegal. En Jamundí hay disidencias de guerrilla, ‘Clan del Golfo y otras bandas.

En la montaña del centro del Valle se anidan grupos ilegales. La masacre de cinco estudiantes en una finca, cerca de Buga, en enero pasado, sigue rodeada de interrogantes.

El 13 de marzo cuatro uniformados salieron heridos entre los corregimientos La Marina y Monteloro, en Tuluá.

El 18 de septiembre de 2020 hubo agresión al Batallón de Desminado en la vereda Guayabito y les quemaron un carro. “No son temas aislados, van atados y requieren de una mirada especial, de grupos especiales Policía, Ejército y Armada para combatir estas fuerzas que están pretendiendo tomarse nuestro departamento”, dijo Roldán.

En el caso de Cartago la Policía habla de una banda, ‘Los flacos’, que se extiende en redes hasta Risaralda y Quindío.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, ha señalado el peso del delito transnacional que golpea la ciudad y la región. Hay presencia de carteles de droga, minería ilegal y otros delitos que se extienden al Pacífico, la frontera con Ecuador, México y Estados Unidos.

CALI

Related posts

Joven muere en pelea en ‘Primera Línea’ de bloqueo en el Valle – Cali – Colombia

admin

¿Cuándo vuelve el pico y placa en Cali? – Cali – Colombia

admin

Recorridos de las marchas por el primero de mayo en Cali – Cali – Colombia

admin

Deja un comentario