“No era solo un televisor y no valía 41 millones”, la explicación del contrato de EMCALI a la Fiscalía, Contraloría y Procuraduría

EMCALI contrato AMI
EMCALI ha hecho públicos los datos del contrato y la información relacionada con el sistem AMI, “un televisor no valía 41 millones, era toda una instalación tecnológica”.

EMCALI por el contrato 500-CSA-2039 no le pagó nada a la Unión Temporal EMI, pero la Contraloría hizo la solicitud para que sea anulado, mientras la Fiscalía avanza en la investigación. Ya hay gerente encargado.

Noticias Cali.

No hubo anticipos ni otros pagos por el contrato 500 CSA-2039 que EMCALI asignó el 9 de septiembre a la Unión Temporal EMI 2022 para medidores inteligentes, medio de comunicación y software de gestión, y que se ha convertido en noticia nacional y por eso, la empresa ha explicado que la denuncia hecha se basó en un costo global y no, en que los televisores no costaban 41 millones, sino 5 millones cada uno.

Este caso ha generado revuelo y opiniones desde el sector sindical de la empresa; el ciudadano, pronunciamientos de entes de control y hasta de intereses políticos.

Sin embargo, ya EMCALI le entregó la documentación, datos y evidencias que solicitó la Fiscalía, tras una inspección con un equipo especializado al edificio en el CAM.

La idea del contrato

Las Empresas Municipales de Cali querían contratar un sistema AMI de medición inteligente, para ayudar entre otras cosas, a reducir las perdidas por robo o daños en el servicio de energía eléctrica.

Buscaban para la empresa:

  • Automatización de los procesos de lectura, conexión y desconexión.
  • Detección automática de intentos de intervención no autorizada.
  • Monitoreo en línea de calidad del servicio.
  • Medición de energía activa y reactiva.

Con estes sistema, EMCALI aseguró se podrían reducir pérdidas no técnicas, que incluyen robo de energía y otros problemas externos que afectan el servicio, en el último año, esas pérdidas alcanzaron 40.000 millones de pesos.

Y los beneficios, también sería para los usuarios:

  • Información en línea de su consumo, acceso a diferentes modalidades de facturación (postpago, prepago, cuenta controlada, facturación horaria).
  • Posibilidad para instalación de sistemas de autogeneración y gestión de demanda.
  • Programación de alertas por variaciones de consumo
  • Interacción en línea con la empresa, que hoy en día recibe muchas quejas por problemas para comunicarse.

El contrato ya no va, lo había anunciado el alcalde Jorge Iván Ospina y lo ratificó la Contraloría General de la Nación, que pidió su cancelación.

«Costos reales»

¿Por qué se refleja que cada televisor salía en $41 millones?, «porque se tomó fue el dato global que decía: Televisor LED 55″, y no estaba detallado todo el componente tecnológico que llevaba».

La denuncia que se hizo viral, indicaba que el costo de entre 41 y 45 millones de pesos «por cada televisor», sin embargo, desde EMCALI explicaron con documento del contrato en mano, que cada televisor costaba $5.135.000.

Así es el costo que se había pactado, porque no se trata de un televisor para una sala de juntas, sino un equipo electrónico con conectividad WIFI.

Estos televisores, eran para una sala de monitoreo e interconectado por ello, requerían un equipamiento de sistema de sonido, Clickshare, botón adicional clickshare, además del costo de la instalación, configuración y los elementos que se requerían para tal fin, todo ello, en un global, si daba los $41.000.0000.

Aquí puede comprobar los costos de los elementos de pantalla cotizados y reflejados en el contrato. Aquí también puede verificar los equipos de sonido.

Según la especificación técnica del contrato, el tema de las sillas ergónomicas tampoco «es porque se trate de cualquier silla».

Este equipo ergonómico (…) debe cumplir con 11 requisitos especiales «y con estándares de diseño determinados que hacen necesaria su diseño, fabricación e importación». Esto, dado el uso que se le dará, «ahí habrá personal sentado por horas haciendo el monitoreo».

La empresa del contrato

TuBarco conoció de manera extraoficial y según publicación de EL TIEMPO, que los integrantes de la Unión Temporal, las firmas AMS Unión SAS, Deltec S.A. y la Unión Eléctrica S.A. (en reorganización), hicieron su participación como oferentes en abril de este 2022.

«Que cumplieron con toda la documentación y reglamentación para postularse y acceder al contrato», respondieron al parecer de manera informal.

Además, que se enteraron de todo el conflicto, por lo publicado en medios y redes sociales.

Según EL TIEMPO, «a la misma hora en la que la Procuraduría solicitaba la ejecución del contrato y de los pagos entre Emcali y la Unión Temporal, por presuntos sobrecostos, estos últimos radicaron una carta en la entidad en la que se advierten que no aceptarán la terminación del contrato bilateral o unilateralmente».

Además, «que las decisiones contractuales deben respetar el debido proceso y la presunción de inocencia».

Y que respondieron estar prestos a facilitar todas las cotizaciones, documentos y todo lo que se hizo para acordar la contratación.

Cómo va el caso, de relevancia nacional

La denuncia salió de Sintraemcali, y tuvo eco en medios como la W Radio, eso llevó a que se generara toda una polémica.

La Fiscalía este jueves, envió una comisión especializada de la Fiscalía General de la Nación al edificio de la empresa en el CAM, recogieron evidencias y otros elementos, dijo el fiscal Francisco Barbosa.

«En próximas semanas debemos saber el resultado de la investigación», dijo Barbosa.

No solo su entidad, a la investigación se sumó la Contraloría, que además de pedir la cancelación del contrato, también anunció que vigilará y controlará nuevamente a EMCALI.

«La intervención funcional significa que será incluida nuevamente en el Plan Nacional de Vigilancia y Control Fiscal, como sujeto de control», esto se da solo semanas después de que la Contraloría de Calí había asumido el control. 

La Procuraduría también ya tiene en marcha una investigación por este contrato y las denuncias alrededor del mismo.

Ya hay gerente encargado

Por su parte, el alcalde Jorge Iván Opsina, encabezó la junta directiva y nombró a Fluvio Soto, actual director de Hacienda, como gerente encargado y ratificó que no descarta que se remueva a otros gerentes de sus cargos.

En el caso del exgerente Juan Diego Florez, su abogado Hernando Morales Plaza, le aseguró a este portal que «él no se ha ido del país como están diciendo».

Incluso, le envío un oficio a la Fiscalía 49 Local de Cali para solicitar «interrogatorio de indiciado e informo que mi cliente está a su disposición para lo que considere pertinente», en esta investigación.

También hubo una protesta a las afueras de EMCALI, exigiendo “que desde ya se acojan las propuestas de recuperación, honestidad, fortalecimiento y ética», piden sindicalistas.

Mientras congresistas como Alexander López Maya, pide hasta la renuncia del alcalde Ospina. Carlos Motoa por su parte, le pidió a la Contraloría y Procuraduría, «suspender» al mandatario distrital.

Desde el Concejo Distrital, ha habido voces en contra y a favor del alcalde local, todos señalan que a EMCALI «hay que cuidarla y defenderla», sin embargo, parte de la ciudadanía critica la «falta de control» para evitar que se llegue a estas instancias.

Deberán las llamadas ‘ías’; Fiscalía, Procuraduría y Contraloría, establecer qué pasó con ese contrato, si hubo ilegalidad, mala intención o si se trató de errores a la hora de fijar los datos en el papel.

EMCALI ha hecho públicos los datos del contrato y la información relacionada con el sistema AMI.

Lea también:

El increíble pozo para sacar agua que se construye con el proyecto de filtración del lecho del río, de EMCALI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.